suscribete
publicidad
publicidad

Encuesta: Visitanos

¿Con qué frecuencia visitas Torrevieja.com?
Anunciate AQUÍ
Alquiler de coches en Torrevieja
Principal | Deporte | Fútbol ELDENSE, 0; TORREVIEJA, 2

Fútbol ELDENSE, 0; TORREVIEJA, 2

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Éste no se escapó

Desde luego, con el Torrevieja de esta temporada nunca sabremos a qué atenernos. Después del duro golpe recibido en las postrimerías del choque anterior, afrontábamos este desplazamiento al campo del líder, (aún) destacado y (sin embargo) apretado por la reciente derrota, asimismo en su feudo, contra el Novelda. Quien más quien menos pensaría que los nuestros, a cuya lista de bajas se añadían las de Alberto y Dani Lucas por sanción y la del flamante titular Guillem por lesión, viajarían con el primer cometido de aguantar el chaparrón a la espera de condiciones menos adversas. Pues de nuevo, y después de comprobar que en todas partes y sobre todo el mundo llueve de vez en cuando, el presunto pronóstico se hizo añicos ante la versión más solvente y efectiva del conjunto salinero, que tanto habíamos echado de menos en otros compromisos incluso de inferior enjundia. El exitoso patrón no se alteró en ningún momento y, en esta ocasión sí, la bien ganada ventaja se administró a pedir de boca durante el resto del partido. Hasta el último segundo del último minuto.

Los comienzos no fueron nada fáciles. El disparo cruzado de Cañadas detenido por Carrión al escaso medio minuto y la posterior oportunidad de Tabares, superado el cuarto de hora, sembrarían la incertidumbre en un todavía no asentado Torrevieja. Parecía que el pensamiento, pertinaz, se debatía por abandonar el pasado inmediato sin lograr centrarse en el prometedor presente. Y el mejor sedante, qué duda cabe, son los goles. Obele, cómo no, aplicó la primera medicina con un portentoso testarazo desde la frontal del área, que describió la trayectoria justa para que el balón botara antes de la portería y se colara pegado al poste izquierdo. Las ansiedades se habían trasladado automáticamente a los futbolistas locales, que muy a su pesar encajaron el segundo en una jugada en que la defensa no se mostró expeditiva, de lo cual se aprovecharon Micro y Carrasco para, con la precisión requerida, establecer el 0-2. En sólo tres minutos se habían producido ambos tantos, y sólo cuatro después, a la salida de un saque de esquina y en una acción similar, el propio Carrasco marcaría un tercero, que sería anulado por fuera de juego.

Ya emitiéndose los primeros pitos desde la grada del Nuevo Pepico Amat, era el Eldense el lastrado por los acontecimientos de siete días antes. La apuntada ósmosis nerviosa terminó de convertirse en un traspaso completo —efecto secundario de los goles, igualmente favorable para los visitantes— y ni siquiera hallaban la vía de penetración los pases de Cañadas. Un lanzamiento suyo de golpe franco, acabando el primer periodo, tras el bote fue detenido con seguridad por Carrión, señal de que los pilares de nuestro equipo no eran débiles. La lógica dictaba que tras el descanso, los de Egea (padre) acentuaran su merodeo basados en una mayor posesión de la pelota, lo cual no había de afectar al Torrevieja mientras mantuviera la debida disciplina y además —no era poco pedir, por razones obvias— no perdiera de repente la serenidad. Con la segunda sustitución, la de Pedro por Soldevilla, el técnico azulgrana trató de poblar las líneas ofensivas aun a riesgo de dejar menos protegida la zaga. Llegó entonces otra clarísima oportunidad de Obele, que suponemos fue el primer sorprendido al ver el balón muerto que, tras el centro de Carrasco, le propició la imprecisión de Aridane en el área pequeña y que no enganchó con fuerza ante el guardameta.

No hubo cambios en el último cuarto del partido, salvo la mayor intensidad crítica de la afición eldense. Con sus jugadores peleando desorientados en un incierto camino hacia ninguna parte, los amarillos se afianzaron en el empeño de desarbolar al rival y continuaron acometiendo sin remilgos —lo aplaudimos abiertamente, y peor para quien se queje de lo que no procede— la tarea de perder tiempo, tan útil en tales circunstancias, como en otras de ingrata evocación en que nos habría hecho la misma falta. En uno de los contragolpes dirigidos por Micro que pudieron apurarse, Obele recibió el centro solo ante Alberto, pero pifió el remate cuando tenía tiempo de controlar y de pensar luego. Los humanos, sabido es, mostramos ciertas tendencias; de modo que en esos momentos, inevitablemente, empezamos los seguidores torrevejenses a dar vueltas a nuestras cabecitas: que si hemos podido apuntillar, que si mira tú si ahora nos meten un gol tonto, que si esto, que si lo otro, que si lo de más allá... Pues no cundiría el pánico, ni siquiera cuando el árbitro anunció cinco minutos —por otra parte, muy bien contados— de prolongación. Esta vez, los descompuestos fueron ellos. Y es que los ricos también sufren.

FICHA TÉCNICA

Estadio: municipal Nuevo Pepico Amat. Fecha: sábado 5 de abril de 2014. Hora de comienzo: 16.31.

Eldense: Alberto, Abraham, Verdejo, Carlos Martín, Aridane, José Sánchez, Pagán (Oliva 33’), Tabares, Soldevilla (Pedro 60’), Cañadas y Marcos Campos (Algaba 66’). No jugaron: Imanol y Bezares. Entrenador: Sergio Egea.

Torrevieja: Carrión, Vicente Boix, Dani Meseguer, Alexis, Martín, Valdeolivas (Raúl Martín 81’), Pastor (Pau 76’), Burguillos, Carrasco (Rafa Gómez 88’), Micro y Obele. No jugaron: Samuel y Adrián. Entrenador: Anselmo Serrano (sancionado).

Árbitro: García Gallegos, de Valencia, auxiliado por Terol Conejero y Ferrer Cáceres. Amonestó a los locales Tabares, Cañadas y José Sánchez, y al visitante Rafa Gómez.
   
Incidencias: Aunque el Eldense juega habitualmente los domingos sus partidos como local, éste se adelantó al sábado para tener un día más de descanso de cara a la próxima jornada, que se disputará el miércoles. Anselmo Serrano cumplió el último de los cuatro partidos de sanción impuestos por la Federación. Se dio la curiosa circunstancia de que el entrenador local, Sergio Egea, se enfrentó al equipo de su hijo, el central visitante Alexis Egea. El equipo local tuvo el viento a favor en la primera parte. Valdeolivas jugó el último cuarto del partido con un dedo de la mano derecha vendado. El Eldense pierde en su campo en dos jornadas consecutivas (la pasada, 1-2 contra el Novelda), y el Torrevieja consigue su primera victoria en el Nuevo Pepico Amat, cuarta en sus diez visitas oficiales a Elda.

Goles: 0-1, 24’: Obele cabecea en perpendicular desde la frontal del área, ajustado al poste izquierdo, un saque de golpe franco de Dani Meseguer desde la banda izquierda. 0-2, 27’: Carrasco remata por bajo, solo ante Alberto, un pase de cabeza de Micro tras un saque de banda de Vicente Boix en el que nadie acertó a despejar.

Suscribete al RSS de comentarios Comentarios (0 Publicado)

total: | mostrando:

Envia tus comentarios

  • Bold
  • Italic
  • Underline
  • Quote

Por favor introduce el código de la imagen:

Captcha
  • Email a un amigo Email a un amigo
  • versión imprimible versión imprimible
  • Texto plano Texto plano

publicidad

Valorar el articulo

0