suscribete
publicidad
publicidad

Encuesta: Visitanos

¿Con qué frecuencia visitas Torrevieja.com?
Anunciate AQUÍ
Alquiler de coches en Torrevieja
Principal | Deporte | Fútbol TORREVIEJA, 3; CULLERA, 3

Fútbol TORREVIEJA, 3; CULLERA, 3

por
Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font

Aún no lo habíamos visto todo

El equipo de casa, después de jugar con un hombre más durante casi una hora, consigue el gol que lo sitúa con tres de ventaja faltando menos de diez minutos para el final. Con unos números tan elocuentes, en condiciones normales, e incluso no tan normales, cualquier aficionado al fútbol habría pensado que el signo del partido estaba resuelto. Pues exactamente eso fue lo que ocurrió en el Vicente García, justo antes de «lo otro», que no tenemos más remedio que dejar aquí reseñado para la historia. Y de paso, para que los aficionados al fútbol —que, por mucho que hayamos visto y nos hayamos sorprendido, solemos olvidar cómo se las gasta este deporte— tengamos presente hasta qué punto no se debe dar nada por definitivo mientras no hayan terminado los partidos. Con el factor añadido del Torrevieja de este año, que ha vuelto a demostrar, esta vez de una manera tan surrealista, que su fragilidad mental le impide amarrar victorias a su alcance por los motivos que sean, da igual que empiece perdiendo o que empiece —y hasta que casi termine— ganando por cualquier diferencia.

Para que nadie se sienta molesto ni afectado, y como tampoco es cuestión de cargar ahora las tintas, no subrayaremos ningún nombre ni ningún lance que los escuetamente referidos en la narración de las jugadas. Hasta llegar a ellas, habrá que indicar que el Cullera, al margen de los minutos determinantes, se presentó con unas intenciones muy claras desde el principio. Valiéndose de la calidad de sus hombres de medio campo, con Edu López como director, superó al conjunto local hasta el extremo de que éste tardó unos minutos en darle la adecuada réplica. Ya en los primeros centros sobre el marco salinero se advertía una inseguridad que acarreaba segundos remates desde cerca de la frontal del área. No atinaron los valencianos en estas opciones, y en unos momentos de aparente tregua tácita Obele volvió a sacar petróleo para su equipo con un robo de balón, provocando el penalti —luego transformado por Alberto— y la expulsión del guardameta Paredes. Y sólo tres minutos después, una (presunta) mano de Álex en una acción intrascendente propició la segunda pena máxima, convertida ésta por el camerunés.

Obviamente, el Cullera acusó el doble golpe; como para no acusarlo. Aunque nunca llegó a rendirse, acusó un notable bajón en su chispa y cedió en la presión ejercida durante el cuarto inicial del choque. Tuvo entonces el Torrevieja una primera oportunidad de rematar, aun tan pronto —al menos eso creíamos, inocentes de nosotros...—, la contienda. Apuntaban unas naturales y comprensibles tendencias que se confirmarían a posteriori, en la segunda mitad. Los blanquiazules se jugaban cómodos a la espera de un contraataque y los negriazules —si es que se dice así— continuaban pugnando sin nada que perder, salvo que aumentara la diferencia en el marcador. Los cullerenses, sin desfallecer en la adversidad, constataron que, pese a las condiciones en que se desenvolvían, eran capaces de pisar la zona de retaguardia rival y de obligar a los defensores —destacados Alexis por arriba y Martín por abajo— a desplegarse para evitar encajar el gol de la inquietud. Poco a poco, aumentando las acometidas y el número de golpes francos, se acrecentaban los barullos en la proximidad de Carlos Moreno. No está de más recordar, por si acaso se ha ido el hilo, que ellos seguían con diez hombres.

Los torrevejenses aguantaron el tanteo y aprovecharon la descolocación del Cullera, sobre la media hora de este segundo periodo, para aumentar el ritmo en los contragolpes, dado que todavía —la mejor oportunidad había sido una doble de Alberto y Carrasco— no habían logrado su tercera diana. Después de varios intentos consecutivos se trenzó la acción que sí culminó con acierto Pastor. Propios y extraños pensarían que todo estaba decidido. Pero después... Pero después, ya saben, acaeció «lo otro». Mencionaremos la belleza del gol de Rubén Primo, que supuso el principio de la vuelta a la lucha de los de David Gutiérrez y el de la descomposición nerviosa de sus contrincantes. En la siguiente jugada, como quien no quiere la cosa, el 3-2; aquí radicó la clave, pues ese balón no tuvo que quedar muerto con el riiesgo de que cayera, como ocurrió, a los pies de un atacante. Y en la siguiente, ya puestos, en plena inercia, nada más sacar de centro, nueva rápida pérdida de la pelota de los nuestros, nuevo golpe franco —significativa la estadística de esta segunda mitad: dieciséis faltas cometidas por el Torrevieja y sólo dos por el Cullera— y «lo otro» se consumó. Y mirando el reloj, porque llevábamos un compás de gol cada dos minutos y aún quedaban tres... En la jugada postrera, paradójicamente, Valdeolivas fue objeto ―volteado en el área por Castander― del quizá más notorio penalti de la tarde; se conoce que el cupo ya estaba cubierto, que el árbitro no quería más líos de los que había tenido o que la justicia quiso que el Cullera no se marchara de vacío.

No hará falta describir el estado de ánimo de los seguidores locales —los pocos visitantes, ni que decir tiene que lo celebraron por todo lo alto— al salir del estadio. A estas alturas, para qué vamos a incidir en la enorme sangría de puntos que, por falta de oficio, de temple o de lo que sea, se nos han escapado y que podían habernos situado mucho más arriba. Sólo pediremos que no nos arrastren a un disgusto mayor a final de temporada y que —aunque la tendencia psicológica ya vemos por dónde va— cuanto antes consigamos los que necesitamos para evitar meternos otra vez en líos desagradables. ¿Que estamos salvados? Sí, sí... También decíamos que teníamos este partido en el saco. Y miren...

FICHA TÉCNICA

Estadio: municipal Vicente García. Fecha: domingo 30 de marzo de 2014. Hora de comienzo: 17.01.

Torrevieja: Carlos Moreno, Burguillos, Vicente Boix, Alexis, Martín, Micro, Guillem (Raúl Martín 69’), Dani Lucas (Valdeolivas 57’), Carrasco, Alberto y Obele (Pastor 66’). No jugaron: Carrión y Pau. Entrenador: Anselmo Serrano (sancionado).

Cullera: Paredes, Álex, Castander, Castells, Carlos (Burguera 23’), Beni (Rubén Primo 45’), Romero (Ernest 76’), Carrillo, Da Silva, Edu López y Abel. No jugaron: Carrasco y Sergio. Entrenador: David Gutiérrez.

Árbitro: Moreno Navarro, de Elche, auxiliado por Gálvez Ródenas y Beneite Marco. Por el Torrevieja, amonestó a Martín, Dani Lucas, Alberto y Valdeolivas; por el Cullera, mostró tarjeta amarilla a Castells y la roja directa a Paredes (expulsado 23’) y a Ricardo Montano (segundo entrenador).

Incidencias: Primera visita del Cullera al Vicente García. El encuentro empezó a las cinco de la tarde, hora habitual del Torrevieja como local, ya con el horario de verano establecido en España desde la madrugada anterior. En el mismo partido, el estadio torrevejense ve dos penaltis a favor de los locales en sólo tres minutos de juego, y tres tantos de los visitantes en sólo cuatro minutos de juego.

Goles: 1-0, 23’: Alberto transforma un penalti señalado por derribo del portero Paredes (que es expulsado por esa jugada) a Obele. 2-0, 26’: Obele transforma un penalti señalado por mano de Álex en el área. 3-0, 81’: Pastor completa un contragolpe recibiendo de Alberto y dispara ajustado al larguero. 3-1, 83’: Rubén Primo recibe de Álex y desde fuera del área dispara ajustado a la escuadra izquierda. 3-2, 85’: Ernest remata en el área tras palmear Carlos Moreno un centro de Rubén Primo desde la izquierda y rebotar la pelota en Alexis. 3-3, 87’: Edu López coloca por la escuadra derecha un lanzamiento de golpe franco desde unos veinticinco metros.

Suscribete al RSS de comentarios Comentarios (0 Publicado)

total: | mostrando:

Envia tus comentarios

  • Bold
  • Italic
  • Underline
  • Quote

Por favor introduce el código de la imagen:

Captcha
  • Email a un amigo Email a un amigo
  • versión imprimible versión imprimible
  • Texto plano Texto plano

publicidad

Valorar el articulo

0